MIKEL MAÑÚ: HA NACIDO UNA NUEVA ESTRELLA

octubre 28, 2013

Pasear estas últimas horas por las calles de Aoiz se hace incómodo. El pueblo está triste, desorientado, enrabietado también. El fallecimiento de nuestro vecino Mikel Mañú, después de luchar contra la leucemia como un auténtico jabato este último año, es un golpe para el que nadie está preparado, y nosotros y nosotras desde luego ni lo estábamos ni nos lo imaginábamos. Por eso, las calles del pueblo están calladas, inmóviles. Se nota en el ambiente que estamos tristes, que la noticia con la que amanecíamos nos ha llegado hasta lo más profundo.

No recuerdo tanta unión y tanta movilización en torno a una causa, como la que ha originado la lucha de Mikel. Nos ha unido, nos ha hecho piña (algo que en un pueblo muchas veces es complicado), nos ha hecho más humanos y comprensibles. La prueba de ello ha sido el gran apoyo que Mikel y toda su familia han encontrado en las redes sociales, o en los diferentes actos organizados como el partido de fútbol, el de pelota o el precioso festival con dantzaris, txistularis, gigantes…

Mikel nos ha unido y nos ha dado toda una lección de cómo luchar ante las adversidades, cómo no rendirse, cómo no perder la sonrisa ni el ánimo hasta en los peores momentos. Ha demostrado ser más maduro y adulto que muchos de quienes tenemos unos cuantos años más que el. Y nos ha demostrado que todas las disputas en las que habitualmente estamos enfrascados los adultos en la calle, en los barrios, en los colectivos o en el Ayuntamiento, pierden todo el sentido y no tienen razón de ser.

La lucha de Mikel nos unió, y ahora que no está con nosotros; su recuerdo, debe servirnos para continuar juntos, luchando por una de las cosas que más quería después de su familia y amigos: su pueblo. Porque Mikel quería Aoiz, y ahora que estaba lejos, en Madrid, se daba cuenta de todo lo que le aportaba. Nosotros, que tenemos el privilegio de estar y disfrutarlo a diario, deberíamos pensar en esto, antes que estar tirándonos los trastos a la cabeza continuamente.

Rosa, Luis Ángel y el resto de la familia. Poco podemos deciros que no sepáis. Hemos estado pendientes en todo momento de la evolución de Mikel. Tenéis toda nuestra fuerza, energía y todo el calor que necesitéis.

Y Mikel, a ti, que decirte. Que tenemos pendiente una apuesta al tirapichón. Y que pienso jugarla cuando nos encontremos de nuevo. Cada vez que vuelva a colgarme el tambor y tocar con los gigantes me acordaré de ti, porque se que te apasionaba todo esto, como me apasiona a mí. Te queremos mucho y no te vamos a olvidar.

Izartxo berrri bat jaio da. Ha nacido una nueva estrella.

Unai Lako
Alcalde de Aoiz

Compártelo en las redes sociales / Sare sozialetara gehitu

<< volver