Lugares de Interés

 

MONUMENTOS CIVILES

 

CASA PALACIO DE ARGAMASILLA

Construido a finales del siglo XV, este edificio de corte renacentista es uno de los mejores ejemplos de arquitectura civil navarra. Fue solar de nobles caballeros. En ella pernoctaron entre otros el Rey Don Juan de Albret, Doña Magdalena y el propio Don Ramón de Valle Inclán.

 


 

CASCO ANTIGUO

El centro de esta villa histórica está repleto de muestras de la arquitectura civil gótica y moderna. Destacan las casas de las calles Trinquete (con el magnífico ejemplo de Casa Díaz), Las Eras, Santa Ana, Arriba y Bajada del Molino. En ellas se pueden encontrar casas de buena sillería con portaladas apuntadas o de medio punto y aleros de madera, algunas de ellas blasonadas.

 


 

FUENTE GRANDE O FUENTE DE LAS ERAS

De reciente restauración, se construye en época de Carlos IV (1801) tal y como reza la inscripción que sobre ella existe. Se realiza muy al gusto de la época, en la que está de moda el estilo neoclásico. Se trata de una fuente maciza, decorada en su fuste con la heráldica agoisca y rematada sobre florón. Recuerda a las que por la misma época y estilo realiza el artista Luis Paret en la vecina Pamplona.

 


 

PUENTE DE AUZOLA O BIDELEPU

Bello ejemplar de puente medieval sobre el río Irati que consta de cuatro ojos. “Ha sido testigo durante varios siglos de la llegada de maderos sueltos a las aguas ya remansadas donde los almadieros se daban arduamente a la labor de atar los troncos de cada tramo.”

 


 

 

MONUMENTOS RELIGIOSOS

 

ERMITA DE SAN ROMÁN

Ubicada a 3 Km de la localidad por el Camino de Guenduláin (sendero local), se trata de una pequeña construcción de reciente rehabilitación, donde más que su interés artístico prevalece el histórico, ya que aquí tuvo lugar en el año 1479 la firma del tratado de paz entre agramonteses y beaumonteses, clavando ambos rivales sus espadas en el suelo. El hecho dio lugar al nacimiento del escudo de Aoiz.

 


 

IGLESIA DE SAN MIGUEL

Construida a partir del siglo XV sobre otra románica, de la cual conserva la robusta torre, es el monumento más notable de Aoiz. En su interior llaman particularmente la atención una original pila bautismal de copa policromada con el escudo de la Villa grabado al pié (siglo XV) y sobre todo, el magnífico retablo mayor realizado por Juan de Anchieta en 1580, al que en el siglo XVII se incorporó una mazonería de Juan Tornés. También se encuentra en dicho templo una talla de la Virgen con el Niño y una imagen de Crucificado, ambas de Anchieta.